1.Si alguien pregunta algo que no sabes, la respuesta es “boh”.

2.Conocer las canciones de Mina, Celentano, Tiziano, Emma, Jovanotti o Modà. Saber además que quien es fan de Vasco Rossi no lo es de Luciano Ligabue y viceversa.

3.Llamar “sugo” a las salsas que acompañan la comida. La palabra “salsa” la asocias sólo al baile.

4.Hacer la lista de la compra en dos idiomas, escribiendo algunas cosas en español y otras en italiano.

5.Conocer y saber diferenciar al menos diez tipos de café, del que siempre se tendrá un favorito y evitando tomar café cuando se está en España, porque sabes que no es lo mismo y nunca lo harán igual.

6.Saber perfectamente quienes son Fantozzi, Totó, Abatantuono, Falcone, Saviano o Pertini, por poner algunos ejemplos.

7.Leer tres periódicos locales que prácticamente dan las mismas noticias intrascendentes.

8.En cuanto subes a los autobuses, sabes que tienes que timbrar y agarrarte o sentarte en tiempo récord, antes de que arranque, para evitar salir disparado.

8.Dar las gracias cuando pagas en la tienda o el restaurante.

9.Decir «OK» (okey) en lugar de «sí, vale, de acuerdo…»

10.Saber antes cómo se dice una cosa en italiano, incluso en inglés, pero no acordarse de cómo se dice en español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.