Pese a que en cada país se celebra o se recuerda la fecha bajo distintas modalidades, en Italia los festejos tienen caracterìsticas ùnicas. Durante las 24 horas del día, las mujeres italianas gozan del permiso para disfrutar todo el día, la tarde o la noche absolutamente solas o con amigas. Los novios o esposos deberán quedar al cuidado de la casa y/o los hijos. Esto se ve sobre todo en el centro y sur de Italia, donde la tradición es más fuerte debido a sus costumbres más machistas. Por ello, la jornada se vive con gran liberación para ellas.

Sin embargo, segùn las estadìsticas, si hacemos una media nacional, sòlo una de cada cuatro va a un restaurante.
El 10% celebra con una cena en casa, 25% van al cine o al teatro.

Para olvidar un poco la crisis, los principales monumentos, así como las estatuas de mujeres famosas, ya sean artistas, escritoras o heroínas, se iluminan de rosa, al igual que el Coliseo, símbolo de la lucha contra la violencia.
Los museos, además, en este día de fiesta, son gratuitos para las mujeres. Mi actividad preferida.
Muchas tiendas, locales y centros comerciales ofrecen grandes descuentos.

Una diferencia respecto a España es la tradiciòn de la mimosa. Son unas florecitas amarillas en forma de copos que se acostumbra regalar a las mujeres. Se dice que eligieron esta flor como sìmbolo de este dia por ser ésta la época del año en que màs abunda, por su color vivo y alegre y por sus copos delicados que recuerdan la dulzura femenina.
Alguna vez me la han regalado y debo decir que no me gusta nada, pero nada, su olor.
También hay pastelerìas que preparan dulces “a la mimosa”, de color amarillo recordando el color de esta flor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.