A lo largo de los tiempos actuales he conocido diversas formas: notitas en un trozo de papel, dedicatorias de canciones por la radio, sorpresas televisivas en directo en “Lo que necesitas es amor” y “Hay una cosa que te quiero decir”. En la era de Internet, teléfonos móviles y redes sociales declararse ya no es lo que era.
Sin embargo, los italianos mantienen la “tradición” de hacerlo en muros y fachadas, incluso en escalones, para que quede constancia y perpetuarlo en el tiempo. No deja de ser un graffitti, una forma de ensuciar los edificios que, además de demostrar mala educación, se considera vandalismo. Pero debo admitir que algunas frases son ingeniosas y divertidas.

quisiera despertarme todas las mañanas entre tus brazos con tu respiración en mi cuello. 18/2/06: el primer mes juntos y espero pasar otros…inolvidables como éste. Te quiero mucho

Sí, te quiero a morir, niño apestoso

o era amor, o se parecía bien

los chicos que se aman se besan de pie contra las puertas de la noche

pero este amor nuestro es como música y no podrá acabar nunca

tócame, atraviésame hasta el alma o no me despiertes más…prueba a cogerme

te echo de menos, pero das asco

IT
Dichiarazioni d’amore
Ai miei tempi c’erano diversi metodi: messaggini scritti a mano su un pezzo di carta, dedicare canzoni alla radio, sorprese televisive a “C’è posta per te”… Nell’era di Internet, cellulari e social network dichiararsi non è più quello di una volta. Nonostante ciò, gli italiani mantengono la “tradizione” di farlo sui muri, anche sui gradini, per perpetuarlo nel tempo. Sono sempre dei graffiti, una forma di imbrattare che, oltre a dimostrare una cattiva educazione, viene considerata vandalismo. Ma devo ammettere che alcune frasi sono geniali e divertenti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.