El estereotipo del italiano mafioso ha dado la vuelta al mundo gracias a películas de éxito como “El Padrino”, de Francis Ford Coppola, o la serie televisiva “La Piovra”.

*algunas carátulas de películas sobre mafiosos. Todas con una característica común: tipos inquietantes

Pero no es sólo un buen sujeto cinematográfico, a veces incluso simpático como el de “Los Simpson”.

El fenómeno existe de verdad y ha puesto –y continúa a poner- a prueba el equilibrio social.

A pesar de algunas importantes victorias por parte de las fuerzas del orden, el fenómeno continúa principalmente en aquellas zonas del sur del país donde las condiciones económicas y el desempleo –que crea un fuerte malestar social- se únen a una presencia todavía insuficiente del Estado.

Si la lucha contra la mafia está aún lejos de su conclusión se debe también al hecho de saber adaptarse perfectamente a las condiciones históricas y sociales, manteniendo una posición preferentemente parasitaria y de freno al desarrollo.

La metáfora de la piovra (pulpo) hace pensar a un animal capaz de inmobilizar la sociedad que captura, pero también es representable con la imagen del parásito, que de la sociedad se nutre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.