(Spanish only)
No suelo ver a menudo el programa “Españoles en el mundo” pero me gusta porque enseñan otros lugares, otras ciudades. Sin embargo, hablando del tema con varias personas, hay una cosa que sorprende a todo el que ve el programa (y a mí como española en el mundo más si cabe) : lo bien que viven todos y los buenos trabajos que tienen! ¡Pero si debería llamarse “Pijos por el mundo”! Recuerdo en una ocasión un programa donde salía un chico que llevaba en California 4 meses (creo que era en San Francisco) y ya iba conduciendo su propio descapotable… ¡y tan sólo en 4 meses!

Al ver que en esos países donde están nuestros paisanos es todo riqueza y que florece el amor a una velocidad de vértigo, uno se queda pensando: “Caramba, y yo qué mala suerte tengo!” ¿O se trata de publicidad engañosa?
Porque si lo pensáis bien, ¿habéis visto alguna vez en “Españoles en el mundo” a algún español que lo esté pasando mal en el país que vive?
¿Habéis visto alguna vez un español infeliz y que cuente que el país donde trabaja es una caca y que no se come una rosca desde que vive ahí?
¿Tendrán prohibido emitir los programas donde salen españoles pasándolas canutas en Inglaterra, China, Polonia, Congo…?

En general yo puedo decir que estoy bastante bien, al fin y al cabo esto es Italia, no Siria o Irak, pero hay sitios donde ya de entrada el idioma es un problema de narices, ya que el españolito es la única persona que se pasa toda su vida intentando aprender un idioma, por no hablar de las diferencias culturales.
Ciertamente, todos los países no son iguales, y el motivo por el que se emigra no siempre es laboral. La mayoría de compatriotas que me he ido encontrando aquí tienen una pareja italiana, novias, esposas y madres que, en muchos casos, no trabajan y, en otros, se dedican a las clases de español y las traducciones (sabemos de sobra que el español en horas sueltas por sí solo no da para vivir, a menos que se tenga un empleo estable en la embajada o el consulado de España).

Hace tiempo lancé una pregunta en un foro de Internet: si alguien se animaba a salir en el programa. Nadie se ha animado, todos ponen las mismas excusas: “¿y de qué voy a hablar, de que hoy he puesto dos lavadoras? ¿y qué les voy a enseñar? Como no les enseñe mis gallinas…”
Los que llaman para salir en el programa son los que tienen buenos trabajos (basta con fijarse en la ficha de presentación para saber a qué se dedican). Incluyo a continuación algunas capturas televisivas, únicamente de los que viven en Italia:

“Españoles en el mundo” está considerado la versión moderna de la película “Vente pa’ Alemania, Pepe” donde se ve a un chico (José Sacristán) que va de vacaciones a su pueblo desde Alemania, donde se ha ido a trabajar, montado en un cochazo, llevando un traje impecable y enseñando una cantidad de dinero que hace que a todo el pueblo se le caiga la baba. Incluído al otro protagonista de la película, que es Alfredo Landa, que harto de estar rodeado de ovejas decide irse a Alemania a buscar a su amigo, con la maleta llena de chorizo de cantimpalo y otros embutidos.
¿Y cuando llega qué se encuentra? Que José Sacristán tiene 3 trabajos, que no vive en el chalet que dijo, sino que lo hace en una pensión junto con otros españoles emigrantes y amargados. Que el traje que llevó al pueblo se lo prestó uno de los inquilinos de la pensión. ¿Y el coche? Pues de uno de los inquilinos que lo va prestando a todos los huéspedes de la pensión cada vez que van a sus respectivos pueblos.
¿Y el dinero? Pues de ahorrar todo el año a base de comer sólo una vez al día y de no salir nunca por la noche, y si sale es para trabajar.

También me viene a la memoria otra película del mismo director, “Estoy hecho un chaval”, con Paco Martínez Soria, en la que toda la familia, abuela y niños incluídos, se va a Alemania a hacer cuadros de punto de cruz. Ganan con ello mucho dinero, pero al final termina diciendo: “Lo que son las cosas, allí (en España) no podíamos vivir, y ahora estamos deseando volver”.

Por mi parte, no suelo animar a nadie a que haga lo mismo, pero tampoco voy a desanimar. El que quiera probar fuera, que lo haga porque realmente lo desee. Después de todo, bien o mal que vaya, siempre valdrá como experiencia. También me preguntan si alguna vez me verán en la tele… No sé…, llevo ya tiempo pensándomelo. Pero si acaso me decido, será en “Castellano-manchegos por el mundo”, que me gusta más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.